Saltar al contenido

Braseros eléctricos de bajo consumo

En los días de invierno, mantener el hogar caliente es una tarea indispensable para sentirnos a gusto. Por lo general, esta es la época del año en la que el recibo de luz sale más costoso, debido al uso de los aparatos de calefacción.

Sin embargo, a día de hoy puedes comprar un brasero eléctrico de bajo consumo, que además de proporcionar todo el calor que deseas, tiene un impacto muy pequeño en tu gasto energético y, por lo tanto, en tu bolsillo. Quédate y conoce los 10 mejores modelos.

¿Cuál brasero eléctrico de bajo consumo comprar?

Vamos a desglosar, una a una, las características y las ventajas de estos equipos.

1. Brasero eléctrico HJM 100

HJM 100 Brasero Electrico 400/500/900 W, 900 W, metal, Rojo
  • Sistema de reflexión.
  • Rejilla de máxima seguridad.
  • 3 intensidades 400 W. 500 W. 900 W.

Este calefactor eléctrico cuenta con resistencias independientes. Por medio de interruptores, podrás elegir entre tres potencias: 400 W, 500 W o 900 W. De esta manera, el nivel de calor que es capaz de emitir se ajusta a tus necesidades y al clima del exterior.

Está fabricado enteramente de metal. En la parte superior, cuenta con una rejilla seguridad, para evitar el contacto accidental con las resistencias. Todo el equipo tiene unas dimensiones de 38x38x10 centímetros y solo pesa 1,88 kilos. No ocupa mucho espacio.

Es perfecto para esos días en que llegas a casa con mucho frío y quieres una fuente de calor alta. Y cuando ya logras aclimatarte, reduces la intensidad del calor y mantienes la temperatura estable, sin necesidad de tener un consumo eléctrico muy elevado.

Ventajas

  • Se adapta perfectamente a una mesa camilla.
  • Puedes escoger entre tres niveles de calor.
  • Consume poca energía.
  • Empieza a calentar pocos segundos después de ser encendido.
  • Incorpora una rejilla de seguridad.

Desventajas

  • No tiene un termostato.
  • El cable de la corriente es un poco corto.

2. Brasero eléctrico Orbegozo LO 7000

La versatilidad es el primer punto a favor de este calefactor. Además de adaptarse a las mesas camilla, en la parte superior viene con un gancho, que te permite colgarla de cualquier sitio y climatizar tus espacios de manera más eficiente.

Esta estufa eléctrica alcanza una potencia máxima de 400 W. Te permite escoger entre dos niveles de calor a través de un interruptor, que también sirve para encender y apagar. Es muy fácil de usar. Tiene un diseño alargado, bonito y decorativo.

La rejilla con forma de panal de abejas garantiza una correcta distribución del calor, a la vez que te protege de un posible contacto involuntario con la resistencia. En cuanto al tamaño, tiene unas dimensiones de 13,7x14x24,5 centímetros y pesa 500 gramos.

Ventajas

  • Es bonito y decorativo.
  • Muy fácil de usar.
  • Bastante ligero y cómodo de transportar.
  • Hecho con materiales robustos.
  • Viene con un gancho.

Desventajas

  • Luego de un rato, la rejilla llega a calentarse un poco.
  • No puede calentar habitaciones grandes.

3. Brasero eléctrico Obergozo BR 50

18%
Orbegozo BR 50 A - Brasero eléctrico, 2 niveles de potencia, desconexión total, resistencias blindadas, asas de tacto frío, 900 W
  • Tiene 2 niveles de potencia de 400 y 900 W
  • Cuenta con 2 resistencias blindadas
  • Viene en color rojo

El diseño circular de este brasero eléctrico, junto a su deflector de calor, optimiza la entrada y salida de aire. Esto contribuye a tener una distribución del calor más óptima. Cuenta con un par de asas frías al tacto, que te permiten sostenerlo y transportarlo con comodidad.

Dispone de dos niveles de potencia, uno de 400 W y otro de 900 W. Algo a resaltar de este brasero es que incorpora un interruptor que te permite seleccionar el nivel de calor o apagar el dispositivo. Tiene un diseño bonito en color rojo e incluye una rejilla de seguridad.

Es ideal para las habitaciones o las mesas camilla, ya que tiene la potencia suficiente para proporcionar calor para varias personas. Es muy fácil de transportar y guardar, porque solo mide 38×38,5×10 centímetros y pesa 1,84 kilos.

Ventajas

  • La potencia eléctrica se ajusta en dos niveles.
  • Es de bajo consumo.
  • Dispersa muy bien el calor.
  • Con mangos que no se calientan.
  • Tiene dos resistencias.

Desventajas

  • Solo viene en color rojo.
  • La base absorbe calor.

4. Brasero eléctrico HJM 105

HJM 105 600W. 1 Resistencia. TERMOSTATO DE AMBIENTE-HJM-105, Rojo
  • BRASERO 105 600W HJM
  • Tradicional pero adaptado a las normas actuales
  • Sistema de convicción y termostato regulable de ambiente

Es un brasero de una sola resistencia, pero con un termostato incorporado que permite que ajustes el calor que emite en la intensidad que más te convenga. Alcanza una potencia eléctrica máxima de 600 W, por lo tanto, es de bajo consumo.

Tiene un diseño redondo tradicional. En la parte superior incorpora unas rejillas de protección, que a su vez permiten un correcto flujo del aire y del calor por todo el ambiente. Está fabricado de materiales metálicos y en color rojo. Posee unas dimensiones de 39x40x10 centímetros y pesa 1,7 kilos.

Se adapta perfectamente a las mesas camilla, aunque puede permanecer sobre el suelo sin dificultad. Es muy seguro de usar, porque en caso de olvido, el termostato mantendrá la temperatura en un nivel estable.

Ventajas

  • Trae un termostato.
  • El consumo eléctrico no excede los 600 W.
  • Puede estar en una mesa camilla o sobre sus patas.
  • Es pequeño y liviano.
  • El calor se distribuye de forma efectiva.

Desventajas

  • No tiene asas que se mantengan frías.
  • Puede llegar a ser algo ruidoso.

5. Brasero eléctrico Thulos TH-BR10

Thulos - Brasero Eléctrico 400-900W
  • 2 resistencias. 3 posiciones de calor: 400/500W/900W.
  • Longitud del cable: 1.8 metros. Interruptores con luz.
  • Color Rojo/negro. Voltaje: 230V, 50HZ.

Aunque no posee termostato, el nivel de calor que emite este brasero eléctrico puede ser regulado a través de sus interruptores. Permite elegir entre tres potencias: 400 W, 500 W y 900 W. Una de sus características a resaltar es que tiene un cable de corriente que mide 1,8 metros de longitud.

Las dos resistencias están totalmente cubiertas por una especie de tapa protectora, con agujeros pensados para dispersar correctamente el calor. No existe ningún riesgo de contacto directo con las resistencias. Tiene un diseño clásico, redondeado y en color rojo.

Está especialmente pensado para las mesas camilla, pero puedes usarlo de la forma en que más lo necesites. Sus dimensiones son de 37x37x10,6 centímetros y pesa 1,9 kilos. No tendrás problemas para almacenarlo o transportarlo.

Ventajas

  • Muy fácil de usar.
  • Con interruptores y tres niveles de calor.
  • Excelente relación calidad/precio.
  • Ocupa poco espacio.
  • Apenas consume energía.

Desventajas

  • No viene con un termostato.
  • Tampoco trae asas de agarre termoaisladas.

6. Brasero eléctrico Iglesias

De entrada, este brasero eléctrico ofrece cuatro potencias. Incluso la más alta de ellas garantiza un bajo consumo eléctrico. Gracias a sus dos interruptores, podrás elegir entre 250 W, 500 W, 700 W y 900 W. Este calor lo genera a través de sus dos resistencias.

El cable de corriente está recubierto de silicona y mide 2,5 metros de largo. Esto te da una mayor movilidad y comodidad al momento de utilizar el aparato. Está fabricado en color rojo y cuenta con un par de asas que facilitan su manipulación.

Es pequeño, ligero y fácil de guardar. Su modo de calor más suave, llamado calor negro, es perfecto para que tus pies estén a una temperatura muy agradable mientras estás sobre la cama o el sofá.

Ventajas

  • Tiene una especie de tapa que aísla totalmente las resistencias.
  • Puedes elegir entre cuatro niveles de calor.
  • Incorpora asas que siempre están frías.
  • Su consumo eléctrico es bastante bajo.
  • El cable de la corriente es muy largo.

Desventajas

  • Hay una gran diferencia de calor entre el nivel 1 y el 2.
  • No tiene un sistema de autoapagado.

7. Brasero eléctrico Bastilipo BET-950

Cuenta con un sistema de ventilación interna que hace que el cuerpo del aparato no se caliente. Este brasero eléctrico tiene la capacidad de apagarse de forma automática cuando es cubierto accidentalmente, reduciendo drásticamente el riesgo de un incendio.

Viene con un termostato, que permite elegir entre tres niveles de calor. La potencia máxima que alcanza es de 950 W. Posee un ventilador axial, encargado de distribuir el calor de manera más pareja y uniforme. Además, también contribuye con el ahorro energético.

Tiene un diseño sofisticado en color blanco. En cuanto al cable de corriente, este tiene una longitud de 3 metros, suficiente para tener una movilidad más que cómoda durante el uso. Las dimensiones del brasero son de 38x38x8,5 centímetros y pesa 1,9 kilos.

Ventajas

  • La potencia la regulas entre 450 W, 500 W y 950 W.
  • Cuenta con un ventilador axial que mejora la distribución del calor.
  • Es poco propenso a los incendios.
  • Tiene un aspecto elegante y sofisticado.
  • El cable es bastante largo.

Desventajas

  • Hace ruido al trabajar.
  • Es un poco más costoso que otros similares.

8. Brasero eléctrico Wurko ‎140010

Wurko 140010 Brasero 400-900 W. 2 Botones, 900 W
  • Doble potencia
  • Dos botones
  • 3 metros de cable

Las resistencias de este brasero eléctrico de bajo consumo están recubiertas por una rejilla metálica. Esta rejilla se encarga de brindar protección contra quemaduras, a la vez que permite una correcta y homogénea distribución del calor emitido.

El equipo cuenta con dos botones, que te permiten seleccionar entre dos intensidades de calor: 400 W y 900 W. Es un aparato fácil y cómodo de usar. Además de ajustarse a la perfección a las mesas camilla, puedes ponerlo sobre el piso o en cualquier otro lugar.

Pesa 2 kilos y tiene unas dimensiones de 38x38x11,6 centímetros. Está construido con materiales de buena calidad, que no se dañan con los embates del calor. Tiene una relación calidad/precio bastante justa. Ofrece grandes prestaciones a un bajo costo.

Ventajas

  • Es sencillo de usar.
  • Aporta dos niveles de calor.
  • Tiene un diseño cómodo, ligero y es fácil de guardar.
  • Los materiales de los que está hecho son de buena calidad.
  • El cable mide 3 metros de largo.

Desventajas

  • No cuenta con un termostato.
  • No incluye asas de agarre.

9. Brasero eléctrico FM B-750

La potencia eléctrica máxima que alcanza este brasero eléctrico es de 700 W, pero su termostato te permite ajustar la temperatura en el punto que más te favorezca. Gracias a su cable de 3 metros de longitud tienes un mayor rango de maniobrabilidad.

Su diseño está pensando para ser usado en mesas camilla, pero también se adapta a muchas otras superficies, incluido el suelo. Es ideal si estás buscando un aparato de bajo consumo y que sea capaz de generar bastante calor.

Todo el chasis del brasero es de metal, así que no se deteriorará por el calor. No utiliza ventiladores, por lo tanto, no emite ruidos molestos mientras trabaja. Tiene unas medidas de 40x39x11 centímetros y pesa 1,88 kilos. Es un brasero eléctrico barato y efectivo.

Ventajas

  • Es perfecto para las mesas camilla.
  • Su consumo eléctrico es muy eficiente.
  • Viene con un termostato.
  • El cuerpo es sólido y robusto.
  • Es bastante económico.

Desventajas

  • El chasis se calienta bastante.
  • No tiene asas para levantarlo.

10. Brasero eléctrico Bastilipo EH-900

Bastilipo - Brasero electrico 900W para mesa de camilla - Radiador electrico
  • Potencía : 450/500/900w y voltaje: 230 - 50 hz
  • Conexión de 2 metros e interruptores luminosos
  • Desconexión general , no consume oxigeno

Este brasero eléctrico de bajo consumo incorpora un par de interruptores luminosos. Estos interruptores te permiten seleccionar alguno de los tres niveles de potencia que ofrece el aparato, ya sea 450 W, 500 W o 900 W. El equipo está diseñado para ser usado en una mesa camilla.

Dispone de un cable de corriente con una longitud de 2 metros. Las resistencias que aportan el calor están debidamente cubiertas por una tapa metálica, mismo material del que está hecho todo el chasis.

Distribuye el calor de una manera uniforme. Para esto, trae unos agujeros a lo largo de todo el cuerpo. Las dimensiones del brasero son de 38x38x8,5 centímetros y pesa apenas 1,4 kilos. Es un aparato con un muy bajo consumo eléctrico.

Ventajas

  • Trae tres niveles de calor.
  • Todo el cuerpo está hecho de metal.
  • El calor lo distribuye bien.
  • Es pequeño, ligero y fácil de guardar.
  • Eléctricamente eficiente.

Desventajas

  • Solo está disponible en color rojo.
  • No tiene ningún sistema contra incendios.

Guía de compra de los mejores braseros eléctricos de bajo consumo

Existen algunos factores que debes conocer acerca de estas estufas de bajo consumo. Si los tomas en cuenta al momento de hacer tu compra, estarás llevando a casa un equipo top calidad.

Ahorro energético

El ahorro energético propiciado por este tipo de aparatos no se refleja solamente en tu recibo de luz. El impacto en el medioambiente de estos braseros es mucho menor al de otros equipos de alto consumo.

Así que, al comprar un brasero eléctrico de bajo consumo, estarás contribuyendo al uso eficiente de la energía. Además, te ahorrarás un par de euros en tu factura eléctrica.

Ubicación

Es importante que sepas que muchos de estos modelos están especialmente fabricados para ser colocados en una mesa camilla. Este tipo de mesas suelen ir recubiertas de un mantel largo, aislando totalmente al equipo.

Por lo general, estos braseros eléctricos de bajo consumo suelen calentar su chasis, ya que no se espera que estén a simple vista. Si tu intención es colocarlo sobre el piso, hay algunos modelos con patas y mangos termoaislados, ideales para estas situaciones.

Incluso, existen braseros eléctricos con diseños alargados y ganchos en la parte de arriba. De esta manera puedes guindarlo y disfrutar de su calor en toda la habitación.

Con o sin termostato

El termostato de un brasero eléctrico sirve para aumentar o disminuir la intensidad del calor que emite y mantenerlo estable. No es una herramienta que te permita disminuir el consumo eléctrico, porque el equipo seguirá trabajando en la potencia que hayas seleccionado.

La gran diferencia entre los equipos con o sin termostato es que, los que no tienen, terminan generando un calor muy alto. Esto se debe a que se mantienen constantes en la emisión de calor, sin ningún tipo de regulación.

Los calefactores sin termostato funcionan bien en ambientes abiertos, como una habitación o colgados del techo. Sin embargo, para una mesa camilla tal vez te convenga más uno con termostato, porque estarás más cerca de él.

Potencia

La potencia que requieres de tu brasero eléctrico es meramente subjetiva, ya que dependerá de qué tan caliente o no quieres que esté tu ambiente.

Sin embargo, si vives en un sitio con inviernos muy fuertes, donde la temperatura alcanza los 0 °C o menos, lo más recomendable es que tu equipo funcione a una potencia de al menos 700 W.

La medida más estándar en los braseros de bajo consumo eléctrico es de 400 W. Aunque hay algunos de ellos que tienen potencias de hasta 250 W, perfectas para calentarte los pies o las manos y tenerlo cerquita de tu cuerpo, sin que te caliente demasiado.

Cable de corriente

Al ser equipos eléctricos, deben estar conectados a la pared. Lo ideal sería que compres un brasero eléctrico cuyo cable mida al menos 1,5 metros, porque con esta longitud tienes un mayor rango de movimiento y, por lo tanto, más comodidad.

Aunque si vas a ubicarlo en un lugar fijo que está cercano a un tomacorriente, un cable demasiado largo podría llegar a ser estorboso. En este caso, te vendría bien un cable más corto.

De cualquier manera, asegúrate de nunca conectar el brasero a una extensión o regleta. Ya que generan mucho calor, una medida de seguridad para evitar incendios es enchufarlos directamente a la pared.

Seguridad

La electricidad no es cuestión de juego. Todo equipo cuya función sea generar calor, debe contar con algún sistema de seguridad que le permita apagarse automáticamente si llega a alcanzar temperaturas potencialmente peligrosas.

Ten en cuenta este aspecto al momento de comprar un brasero eléctrico de bajo consumo. Igualmente, tienes que estar atento de apagarlo cuando salgas de casa o cuando ya no lo necesites.